Primary Navigation

Tensión arterial elevada en casa. ¿Cómo has de interpretarla?

Hoy día obtener cifras de una tensión arterial elevada en casa está al alcance de cualquiera. No sólo nos las pueden medir en el centro de salud y en las farmacias. Sino que también podemos hacerlo en casa mediante un tensiómetro propio. Una vez apuntadas dichas cifras, ¿qué hacemos con ellas? ¿Sabemos interpretarlas? Si tienes dudas sobre como interpretar unas cifras de tensión arterial elevada, continua leyendo el siguiente artículo y trata de resolverlas.


¿Qué es la hipertensión arterial?

Toda tensión arterial tiene dos componentes, la tensión arterial sistólica (TAS) y la tensión arterial diastólica (TAD). La TAS es la tensión arterial que se mide cuando el corazón está en contracción. Mientras que la TAD es la tensión arterial registrada cuando el corazón está en relajación. Ambas cifras son útiles de conocer y sus unidades son en milímetros de mercurio (mmHg).

La hipertensión arterial (HTA) es una patología cuya definición se basa precisamente en la medición de las cifras de tensión arterial límite. Siendo estas 140 de tensión arterial sistólicaTAS (la tensión altay/o 90 de tensión arterial diastólica TAD (la tensión baja).


Clasificación de la hipertensión arterial

Ya conocemos las cifras que definen a la hipertensión arterial. Pero sería útil precisar un poco más y saber encuadrar al resto de valores que podríamos obtener. En ese sentido, la clasificación de la hipertensión arterial vigente (kuaik-link) sería la siguiente:

De esta manera podemos ponerle nombre y apellidos a las cifras de tensión arterial medidas. Por ejemplo: una tensión arterial normal estaría comprendida entre 120 y 129 de TAS y/o 80-84 de TAD. Y unas cifras óptimas, ¡incluso por debajo de dichos valores!

Por otra parte, puedes observar que dentro de la hipertensión arterial podemos clasificarla en varios grados, en función de cuan elevadas sean sus cifras. La hipertensión más leve es la grado I, siendo la más preocupante la grado III.


¿Cómo interpretar las cifras de tensión arterial?

¡He aquí la parte más importante de este artículo! No basta solo con medir la tensión arterial y ubicarla en la tabla anterior. Hay que saber reconocer cuándo una medición es valorable y cuando no.

1) Ha de medirse correctamente

Debes saber que la tensión arterial ha de medirse correctamente en unas condiciones adecuadas para su adecuada medición:

  • Siéntate cómodamente y en posición relajada.
  • Apoya las piernas en el suelo y no cruces las piernas.
  • Usa tensiómetro de brazo, no de muñeca.
  • El tensiómetro ha de ser automático, homologado y estar correctamente calibrado.
  • El manguito o brazalete debe adaptarse correctamente al brazo.
  • Sitúa el manguito a la altura del corazón.
  • Evita hablar o mover el brazo mientras tomas la tensión en casa.
  • Has de realizar 3 mediciones seguidas de la tensión arterial.
  • Toma la tensión arterial en ambos brazos si es la primera vez que lo haces.
  • Apunta las cifras de tensión arterial en casa, así como fecha y hora.

2) No basta con la medición arterial en un solo día.

Una vez que hayamos recogido y apuntado la toma de la tensión arterial, deberíamos tener otras mediciones en otros días distintos. Esto merecería la pena en caso de que el primer hallazgo fuera 140 de TAS y 90 de TAD.

Ten en cuenta, que la tensión arterial es muy variable en función de las circunstancias (estado emocional, dolor, alimentación, estado físico…). Sin embargo, la persistencia de un tipo de cifras tensionales elevadas en diversos momentos y días, tendrían mayor relevancia. ¿Sabías que la tensión arterial suele ser mayor por la mañana que por noche con el sueño? Esto se debe al ritmo circadiano (ciclo vigilia-sueño).

Un buen momento para medírsela sería por la mañana antes de desayunar y sobre todo antes de la toma de medicación para la tensión. De esta manera podríamos conocer la situación basal de la persona, que es la que más información nos ofrece.

Por eso la medición de una tensión arterial elevada medida en un solo día, no nos da el diagnóstico de hipertensión arterial. Ha de repetirse en otros días más, para constatar su persistencia.

3) Método de AutoMedida de la Presión Arterial (AMPA)

Una posibilidad que podría proponernos nuestro médico o enfermera es la de automedirnos en casa la tensión arterial de manera sistemática durante 7 días seguidos. Esto se conoce como Automedida de la Presión Arterial (AMPA) y resulta bastante útil para dos situaciones. Tanto para quienes hay sospecha de diagnostico de hipertensión. Como para el seguimiento de pacientes hipertensos no controlados.

Las premisas a cumplir serían las siguientes:

  • Deben tomarse 2 mediciones por la mañana y 2 mediciones por la noche, separadas por 1-2 minutos entre la 1ª y 2ª medida.
  • Si toma algún fármaco antihipertensivo, tendrá que tomarse la tensión arterial entre 30-60 minutos antes de la toma de la medicación.
  • Este procedimiento deberá hacerse durante 7 días seguidos.
Tabla de AutoMedida de la Presión Arterial

La forma de interpretar esta tabla sería la de desechar la tensión arterial del primer día y calcular la media de los 6 días restantes. De esta manera obtendremos el valor medio de la TAS y TAD durante esos días. Pues bien si estas cifras 135 de TAS y/o  85 de TAD, se dará lugar al diagnóstico de hipertensión arterial. NOTA: Como ves, al haber tomado muchas más cifras de tensión arterial. Se considera el diagnóstico de hipertensión arterial, con unas cifras medias un poco menores que las estándar de 140/90 mmHg.


¿Cuándo acudir a urgencias a causa de una tensión arterial elevada?

Si observamos una tensión arterial elevada sin síntomas acompañantes. Merecería la pena acudir a urgencias si las cifras marcadas fueran 180 de TAS y/o 110 de TAD. Pero, para asegurarse de que no se trata de un error, ha de haberse repetido la medición en varias ocasiones. Cualquier tensión con cifras inferiores a estas y sin síntomas, ¡no supone una urgencia! sino un signo de alarma a estudiar con tu médico.

Distinto sería que además de unos niveles de tensión arterial elevada, hubiera síntomas acompañantes de gran intensidad. Como por ejemplo: dolor en el pecho, dolor de cabeza intenso, malestar general, pérdida de visión, mareos intensos, etc… Si es así, sí que sería conveniente acudir a urgencias. Ya que hablaríamos de una tensión arterial elevada y sintomática. Siendo la urgencia principal el síntoma intenso junto con el hallazgo de la tensión arterial elevada.

Por tanto, a la hora de ser atendido por un profesional médico en cuanto a una tensión arterial elevada se refiere. Debes saber que si la tensión elevada es asintomática, puede esperar a ser valorada por tu médico habitual. Y sólo si está acompañada de síntomas agudos importantes, debería ser valorado en urgencias. Al fin y al cabo es sentido común 🙂


¿Todas las cifras tensionales elevadas implican tratamiento farmacológico?

No siempre esto es así. Estaríamos ante el diagnóstico de hipertensión arterial, si se encuentran elevadas las cifras de la tensión arterial, y estas persisten en el tiempo mediante los métodos diagnósticos validados. Pero padecer de hipertensión no es sinónimo de tomar fármacos para la tensión arterial.

Por encima de todo ello, estará realizar cambios en los estilos de vida. En algunos casos se les acompañará de tratamiento farmacológico directamente y en otros se esperará a ver si las cifras tensionales mejoran tras los cambios en los estilos de vida. Lógicamente todo esto depende de cada caso, perfil de paciente, edad, etc… Y es tarea de tu médico valorar estos aspectos.


¿Qué cambios en los estilos de vida favorecen la mejora de las cifras de tensión arterial?

En cuanto a los cambios en los estilos de vida que más ayudaría a mejorar la tensión arterial, tenemos:

  • Restringir la sal a <5 g  al día. Esta cantidad sería la equivalente a la sal que cabría en una cuchara de postre.
  • Restringir notablemente el consumo diario y semanal de alcohol y evitar consumo compulsivo de alcohol.
  • Aumentar el consumo de verduras, fruta fresca, pescado, nueces, grasas insaturadas (como aceite de oliva virgen extra ) bajo consumo de carne roja y consumo de productos lácteos desnatados.
  • ¡Cuidado con la obesidad! Evitar un índice de masa corporal (IMC) > 30 o perímetro de la cintura (PC)  >102 cm (hombres) o >88 cm (mujeres). Un objetivo saludable, sería alcanzar un IMC 20-25  y PC < 94 cm (hombres) y < 80 cm (mujeres). Fíjate que el perímetro de la cintura o también conocido como perímetro abdominal (kuaik-link), es incluso un indicador de enfermedad cardiovascular más fiable que el IMC. En el siguiente enlace podrás aprender más sobre como medir el perímetro abdominal.
  • Realizar ejercicio aeróbico regular. Al menos 30 minutos de ejercicio moderado entre 5-7 días por semana.
  • Cesar el consumo tabáquico. Así como recibir apoyo terapéutico profesional y remisión a programas para dejar de fumar.

Debe quedarnos claro que el tratamiento farmacológico es la piedra angular del control de la hipertensión arterial. Sin embargo, por encima de ese primer paso, está la adopción de buenos hábitos de vida saludables. ¡No lo olvidemos! 😉

Y si quieres saber más ¡no te pierdas mi tutorial con vídeos sobre la hipertensión arterial! 👈

¡DESCÁRGATE GRATIS LA MINI GUÍA DE SALUD CARDIOVASCULAR!

Así podrás disfrutar y aprender con un itinerario marcado para darle jaque a tu salud a través de los tutoriales del blog 😉. Además recibirás de manera periódica en tu email, información de utilidad sobre MEDICINA y HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES, dirigidos a TI y tu FAMILIA.


Enrique Rodríguez Guerrero

Enrique Rodríguez Guerrero

Enrique es licenciado en Medicina por la Universidad de Granada y Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Practicante de ajedrez en el pasado, ostentando el título de Gran Maestro por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Enamorado del conocimiento y de la docencia, con ánimo de aportar su granito de arena a los demás.
https://doctorkuaik.com


Comentarios

  1. Pues me he enterado de algunas cosas que no tenia ni idea, desconocia.No tengo problema de hipertensión, pero a mi madre hay que controlársela y anotarla a diario.Hace unos años se la tomábamos con un tensiómetro automático y de los de muñeca, hasta que hubo que reemplazarlo por otro ( el que se ajusta al brazo).Todos y todas los que apareciamos por casa de mi madre, era tomarnos la tensión, para ver a cómo la teníamos, vamos, sin ningún motivo, más que el de ver cómo funcionaba el aparato.Aquello se volvió loco o lo que fuera, porque empezó a dar unos disparates de números que no podian ser reales, mi madre tan normal en el sillón….En fin, que el que tiene automático pero de brazo, está durando, ….bien porque ese tensiómetro no nos «llama» y no lo usamos la familia, (creo que es eso),o bien porque es mejor que el de muñeca.Gracias!!

    1. Sobre todo Chelo, es que la tensión del brazo es una tensión que se aproxima más a la real que la de la muñeca. Por otra parte, cuando hablamos de cifras tensionales, nos basamos en cifras medidas siempre con tensiómetros de brazo. Por tanto, para hablar todos el mismo lenguaje y además ser más precisos, ¡mejor usar el tensiómetro de brazo!

    1. Así es José Luis. Como bien dicen en el enlace que adjunto a esa afirmación, no solo es importante el peso según la estatura, que es lo que mide el índice de masa corporal. Sino también o más importante es la distribución de ese peso. Y mediante la circunferencia de la cintura o perímetro abdominal, que es lo mismo, se puede discriminar mejor ese riesgo cardiovascular asociado a la distribución de grasa abdominal. En otras palabras, a igual IMC, tendrá más riesgo cardiovascular quien tenga mayor perímetro abdominal, ya que parte de ese peso estará distribuido en forma de grasa a dicho nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡DESCÁRGATE GRATIS LA MINIGUÍA DE SALUD CARDIOVASCULAR!

Así podrás disfrutar y aprender con un itinerario marcado para darle jaque a tu salud a través de los tutoriales del blog 😉. Además recibirás de manera periódica en tu email, información de utilidad sobre MEDICINA y HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES, dirigidos a TI y tu FAMILIA.