Primary Navigation

Doctor, ¿debo tomar suplementos de calcio?

En el anterior post estuvimos presenciando el diálogo saludable sobre como mejorar nuestros niveles de calcio a través de la alimentación, entre Blanca y el doctor Kuaik. En esta ocasión vamos a continuar con este diálogo, en el que descubriremos más información acerca del calcio y su suplementación. ¡No te lo pierdas y continúa leyendo!


– BLANCA: Doctor, una vez que hemos hablado de como mejorar mis niveles de calcio a través de la alimentación. Me gustaría volver a retomar mi duda inicial.

– DOCTOR KUAIK: Bien, Blanca pregúntame sobre qué tienes dudas.

– Acabo de cumplir 52 años y desde hace más de un año se me «retiró la regla». He leído acerca de la importancia de tener los niveles de calcio a ralla, sobre todo cuando la mujer ya no libera la misma cantidad de estrógenos a causa de la menopausia. Así mismo, conozco algunas mujeres que toman suplementos de calcio. ¿Estaría recomendado en mi caso tomar alguno de ellos?

– Como se suele decir, Blanca. Es tan importante sugerir la toma de suplementos de calcio en quienes lo necesitan. Como evitar la toma de los mismos en personas con una alimentación equilibrada y que no requieran de los mismos. Ello dependerá fundamentalmente de la ingesta dietética de calcio de cada uno así como de si se alcanzan o no los valores de ingestas dietéticas de referencia (IDR) para el calcio.

– ¿Y cómo podría estimar si alcanzo o no los niveles recomendados?

– Para estimar el consumo diario de calcio de manera grosera y «a ojo» podría ser pensando sobre el número de porciones de lácteos que tomas diariamente y multiplicándolo por 300 mg. Si por ejemplo te tomas 2 vasos de leche y un yogur, podrías valorar que 3 x 300 mg, habrías ingerido unos 900 mg ese día.

¿Cuántos miligramos de calcio contendrá esta foto? 🤔

Mmm interesante… Podría servirme para el día a día, para llevar un control. Además, como en la anterior conversación me recomendaste los diferentes alimentos ricos en calcio. Ya tengo recursos para pensar en ello. No obstante si quisiera medirlo de una manera más precisa. ¿Cómo podría valorar mis niveles de calcio en la dieta?

– De una manera más precisa podrías hacer uso de alguna encuesta semicuantitativa específica. A ser posible para valorar varios días a lo largo de la semana que no sean consecutivos y que contemplen algún día festivo (kuaik-link). En cualquier caso, la estimación a «grosso modo» anteriormente dicha te podría resultar más práctica.

– Doctor…¿y como se trataría a una persona con ingesta inadecuada o carencial de calcio?

– Entre algunas recomendaciones a tener en cuenta tendríamos que:

  • Si la toma de calcio es < 500 mg/día (es decir menos de 2 porciones de lácteos) se podría añadir como suplemento la toma de varias dosis de 500-600 mg de calcio, coincidente con las comidas. Como por ejemplo, en la comida y la cena. O bien en el desayuno y en la cena.
  • Si la toma de calcio ronda los 500-900 mg al día, y descartado algún tipo de malnutrición, se podría suplementar con una dosis de calcio de 500-600 mg, o bien dos dosis repartidas en las comidas de unos 300 mg.

No obstante, sería preferible una vez más, la modificación de los hábitos en la dieta con el fin de no precisar de suplementos que podrían adquirirse de manera natural en los alimentos.

– Entiendo lo que quieres decir… Otra duda que me surge es que mi tía tiene 76 años y su médico le diagnosticó de una «enfermedad de los huesos»… No me acuerdo bien del nombre pero cuando me lo explicó recuerdo que tenía que ver con falta de calcio de los mismos.

– Mmmm…. Déjame ver… ¿Te suena el término de osteoporosis?

Sí, sí, ¡eso es! Efectivamente es osteoporosis. Recuerdo que se le realizó una prueba que medía la densidad de los huesos y le confirmaron que tenía ese problema. Por otro lado, su médico le prescribió una medicación de toma semanal y un suplemento de calcio y vitamina D. 

– Efectivamente, la osteoporosis se caracteriza por tener una diminución total de la masa de la propia matriz ósea. Esto es, una disminución tanto de la cantidad de cristales de hidroxiapatita (calcio y fósforo) como de las proteínas o materia orgánica que conforma la matriz ósea.

Ello se traduce en que la cantidad de sales de fosfato cálcico es proporcional a los demás componentes de la matriz ósea, pero viéndose ambas partes en menor cantidad. Por lo que la masa ósea total es menor, la densidad de los huesos también lo es, y en definitiva estos son más frágiles. Perdiendo capacidad estructural y resistencia.

Por eso, en la osteoporosis, el riesgo de fractura ósea tras una caída es mayor que en las personas que no tienen una disminución de su densidad ósea. Y es precisamente ese el temor que se tiene cuando se padece de dicha enfermedad.

– ¿Quieres decir que el mayor temor de padecer osteoporosis es el riesgo de poder fracturarse algún hueso?

– ¡Eso es Blanca! Generalmente las personas mayores que tengan una osteoporosis diagnosticada, tienen mayor riesgo de sufrir un daño en sus huesos ante una caída. Por eso, en este tipo de situaciones, además de tomar medicación para mejorar la densidad ósea, sería necesario aportar los «ladrillos» para tal fin, mediante el aporte de suplementos de calcio. E incluso de vitamina D, que como sabes es la vitamina encargada de favorecer la absorción del calcio a nivel intestinal.

– Y doctor, dentro de los suplementos de calcio, ¿qué tipos hay?

– Dentro de las formas más habituales de calcio que encontramos  en el mercado, tenemos: el carbonato cálcico y el citrato cálcico. De ambas, el carbonato cálcico es el más económico así como la primera opción a recomendar.

El carbonato cálcico se absorbe mejor con las comidas que con el estómago vacío. Se absorbe mal cuando se toman fármacos inhibidores de la bomba de protones (como el omeprazol) y fármacos antiácidos anti-H2. Por otra parte el citrato cálcico se absorbe igual tanto con las comidas como con el estómago vacío, y es más recomendable en caso de la toma conjunta de los anteriores medicamentos citados.

Aunque hemos de saber que el carbonato cálcico aporta un 40% de calcio elemental que es el que realmente marca las cifras de cantidad diaria recomendada (CDR). Por lo que no habrá que descuidar la alimentación para suministrar parte del aporte diario necesario.

Entre los suplementos y la alimentación, ¿cuáles serían entonces las cantidades diarias recomendadas de calcio?

– Incluso para aquellas personas que requieran de suplementos de calcio, podríamos generalizar que todas ellas deberían mantener una ingesta diaria total de calcio (dieta más suplemento) de 1000 mg (para edades de 19 a 70 años) a 1000-1200 mg (para mujeres de 51 a 70 años y todos los adultos de 71 años o más).

 – Doctor volviendo a mi caso, ¿no debería yo realizarme una densitometría ósea para saber si tengo bajo calcio en los huesos o no? Si no, ¿cómo voy a saber si tengo que tomar suplementos de calcio?

– A decir verdad Blanca, el temor de padecer osteoporosis como dijimos antes, es por el posible riesgo asociado que pudiera haber de fracturas óseas. Por tanto, lo que tendríamos que valorar es si en el momento actual la persona en cuestión tiene un riesgo moderado o alto de sufrir una fractura. Porque si el riesgo es bajo, no hay motivo para pensar que haya estudiar una posible osteoporosis. Si no más bien adoptar estilos de vida saludables y alimentación equilibrada, para evitar tener carencias nutricionales en un futuro.

En tu caso, no tienes factores de riesgo para ello, por lo que no habría que valorar ese aspecto aún.

Ejemplo de densitometría ósea (De Jmarchn – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=43818669)

– ¿Y como se podría saber el riesgo de fractura, en quienes tuvieran indicios de padecer problemas de osteoporosis, doctor?

– Saber, saber no se puede saber con exactitud, porque nadie tiene un «bola mágica» para leer el futuro. Pero existen herramientas que nos podrían acercar a estimar el riesgo de fractura y osteoporosis. En este caso una de las más usadas en la actualidad es la escala predictora de riesgo de fractura FRAX® (kuaik-link). Dicha escala estima el riesgo que podría tener una persona de sufrir una fractura osteoporótica en los próximos 10 años. De manera que si el resultado fuera un riesgo inferior al 10%, no haría falta hacer nada. Mientras que si el riesgo rondase entre el 10-20% (riesgo moderado) o >20% (riesgo alto), habría que tenerlo en cosideración.

En concreto, se podría valorar realizar una densitometría ósea en hombres y mujeres mayores de 65 años con riesgo moderado de fractura (según la escala FRAX®). Mientras que podría pensarse dicha prueba en pacientes más jóvenes con riesgo muy elevado de fractura.

– Y si mi riesgo de fracturas óseas es bajo, ¿no habría que hacer algún seguimiento más?

– En principio no Blanca. Tan sólo valorar la altura o talla de manera anual y considerar la presencia de cifosis a nivel vertebral. Dado que la pérdida de altura con los años así como el aumento de curvatura (cifosis) de la propia columna vertebral, podrían sugerir fracturas a dicho nivel. Sobre todo en mujeres de edad más avanzada que la tuya. Por lo que puedes estar tranquila.

– Mi tía toma un suplemento que contiene tanto calcio como vitamina D.

– Claro… Tu tía toma medicación para la osteoporosis, porque seguramente su riesgo de fractura sea elevado. En ese caso, sí que merece la pena aportar medicación con calcio y vitamina D, con el fin de mejorar la composición ósea global. De esta manera, si algún día sufriera una caída, sería más difícil que tuviera secundariamente una fractura. Con las complicaciones que ello supone a la postre…

En otras circunstancias, también podría estar indicada la prescripción de suplementos de calcio. Esto es en el caso de la toma prolongada de fármacos que provocan descalcificación, como lo son los corticoides entre otros.

– Que interesante Doctor. La verdad que me queda claro que no todo el mundo requiere de suplementos de calcio. Que están indicados en algunas circunstancias en concreto, sobre todo relacionadas con el riesgo de fracturas y osteoporosis. Y que hay mecanismos para valorar si dicho riesgo es mucho o poco, antes de sospechar con mayor criterio si existe tal problema.

– ¡Ese es el mensaje, Blanca!

– Pues tomo nota, y como te comenté la otra vez, voy a tratar de alimentarme bien, con tal de cubrir mis necesidades de calcio a través de los alimentos.

– Excelente iniciativa. Ya sabes que ante cualquier duda puedes preguntarme sin problemas.


Conclusiones

Dentro de las diferentes conclusiones del presente diálogo saludable, podríamos destacar como más importantes las siguientes:

  1. La toma de suplementos de calcio tan sólo estaría indicado en situaciones especiales. Siendo más importante la ingesta de calcio a través de los alimentos.
  2. Una forma práctica y rápida para estimar el consumo de calcio podría ser multiplicando por 300 mg cada porción de lácteos (vaso de leche, yogur, trozo de queso…)
  3. La osteoporosis se caracteriza por tener una diminución total de la masa de la propia matriz ósea. Fundamentalmente por disminución de los niveles de calcio a nivel de nuestros huesos.
  4. El mayor temor de padecer osteoporosis es el de tener un riesgo aumentado de fracturas óseas. Dado que los huesos serían más frágiles que en condiciones normales.
  5. El riesgo de fractura aumentado de una persona con riesgo de padecer de osteoporosis, se podría estimar con escalas predictoras como la FRAX®.
  6. Una forma de intuir problemas de osteoporosis es mediante el registro de una disminución de la talla de manera anual así como aumento de la curvatura a nivel de la columna vertebral.
  7. La densitometría ósea es la prueba de referencia para valorar dicha patología, en el caso de tener un riesgo de fractura moderado o alto.
  8. En caso de padecer de osteoporosis, a parte de la medicación destinada para mejorar tal problema. Sería recomendable la suplementación farmacológica de calcio y vitamina D.
  9. Para el resto de casos, una alimentación equilibrada en aporte de calcio debería ser suficiente.
  10. Podríamos generalizar el consejo de una ingesta diaria total de calcio (dieta más suplemento) de 1000 mg (para edades de 19 a 70 años) a 1000-1200 mg (para mujeres de 51 a 70 años y todos los adultos de 71 años o más).

Y eso es todo por hoy, esperando que este diálogo saludable te haya resultado útil para saber más acerca del calcio, suplementación y osteoporosis 😉

¡DESCÁRGATE GRATIS LA MINI GUÍA DE SALUD CARDIOVASCULAR!

Así podrás disfrutar y aprender con un itinerario marcado para darle jaque a tu salud a través de los tutoriales del blog 😉. Además recibirás de manera periódica en tu email, información de utilidad sobre MEDICINA y HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES, dirigidos a TI y tu FAMILIA.


Enrique Rodríguez Guerrero

Enrique Rodríguez Guerrero

Enrique es licenciado en Medicina por la Universidad de Granada y Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Practicante de ajedrez en el pasado, ostentando el título de Gran Maestro por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Enamorado del conocimiento y de la docencia, con ánimo de aportar su granito de arena a los demás.
https://doctorkuaik.com


Comentarios

  1. Interesante el diálogo saludable , en el que el Dr. Kuaik , nos muestra los patrones por los que actualmente se rigen los criterios médicos . Una buena información para aclararnos dudas , que suelen presentarse a diario ; debido al interés de la población a protegerse .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡DESCÁRGATE GRATIS LA MINIGUÍA DE SALUD CARDIOVASCULAR!

Así podrás disfrutar y aprender con un itinerario marcado para darle jaque a tu salud a través de los tutoriales del blog 😉. Además recibirás de manera periódica en tu email, información de utilidad sobre MEDICINA y HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES, dirigidos a TI y tu FAMILIA.